Páginas vistas en total

lunes, 29 de junio de 2015

LA VISIÓN DE RUBEN LOZANO

El tiempo pasado entre dos sillas fue un momento en el que él estaba pensando en el salón de su casa y se quedó congelado entre dos sillas cómo sus pensamientos. Luego salió de repente y se fue a beber, estuvo en cuatro bares distintos y se gastó treinta euros en vino y cervezas, llegó borracho a su caso y se puso de nuevo entre las dos sillas y sus pensamientos se quedaron congelados otra vez, Ruben Lozano sabía que había un lugar del salón de su casa que congelaba sus pensamientos pero no le dio importancia hasta la mañana siguiente cuando le volvió a pasar lo mismo pero él estaba de un estado de humor menos tolerante con las cosas que le sucedían.
Pensó que se hacía mayor, volvió a repetir el rito de todos los días "Buen viaje" se dijo y cerró la puerta tras de si, volvió borracho a las cuatro horas tras haberse gastado treinta euros en vino y cervezas.
Ruben se gastaba todos los días treinta euros en vino y cervezas, pasaba al día cuatro o cinco horas en distintos bares y así era feliz, lo hacía hasta que ya estaba completamente borracho y ya no le apetecía beber más.
Por qué hacía eso nadie lo entiende, era una costumbre que adquirió de joven cuando era violinista de la sinfónica y ahora, prejubilado, con poco más de cincuenta años, seguía haciendo lo mismo.
Él tampoco sabía por qué lo hacía, tal vez lo hacía por inconsciencia o a conciencia o lo hacía por inercia o por estulticia, no sabemos por qué pero lo hacía.
Un días nos engañó a todos diciendonos que lo hacía por ser español y que ésta era nuestra cultura...¿Ser alcohólicos era nuestra cultura?
Yo sabía que de alguna forma Ruben lo que hacía era probar su fuerza, su fuerza contra el lado oscuro, cómo un jarro de leche que se derrama.
De alguna manera su esposa también lo sabía, que Ruben estaba tomado por algunas fuerzas de la oscuridad y que tenía en su relato mental consigo mismo mientras bebía un extraño poder, qué poder no lo sabemos.
Un día nos dijo que colapsaría todo el sistema, que lo había visto en su mente cuando estaba borracho. Nos dijo que todo iba a colapsar, que no tendríamos tabaco que fumar y sólo comeríamos pequeñas coles y mijo y algunas legumbre, la comida sería escasa y el vino malo y sólo habría una especie de trigo que sería substituto del tabaco--imagino que él vio alguna hierba--y que la sociedad tal y cómo la conocemos iba a cambiar.
Eso lo dijo Ruben hace mucho tiempo, no me cuesta recordarlo, hablaba del colapso del sistema, había tenido una visión.
Ahora le creo

miércoles, 24 de junio de 2015

LÍNEA DE PUNTOS

En medio del tedio por las cosas pasadas existe el miedo por las cosas nuevas y lo desconocido guarda relación con todo aquello que no conoces y a lo que no puedes llegar, en una línea de puntos está todo lo que no se dice y lo que queda guardado y sin embargo la relación es muy cierta: quedan ciudades y quedan sistemas y se hacen las cosas con la intención de que todo sirva a un proceso, sin embargo ese proceso tampoco llega y las imágenes son coches circulando en la noche. Pasa el tiempo y eliges otros libros, comes otra cosa. Sin embargo todo aquello que se hace cómo simple entretenimiento no sirve, la cuestión es no estar vacío o no estar vacío o no, pero luego queda todo el peso, el de tu vida.
Sirviéndonos a nosotros mismos por nuestros instintos caprichosos nadamos en la arrogancia a veces sin perder la angustia, late en el fondo de todo un desencanto como diapasón de las formas nuevas hasta los sueños que no puedes recordar.
Y luego se hace todo.

Tengo la fuerza de una experiencia espiritual, todo se vuelve más negro pero no más oscuro en el espesor del tiempo.

Los ojos están abiertos a la oscuridad y la máscara es tragada, abajo están las formas cambiantes de aquello que se llama existencia y pululan alrededor mío y yo las llamo mis experiencias.

Son los sonidos del reloj a las dos de la tarde pero el reloj a las dos de la tarde no da las dos.

Entonces he entendido algo y lo que sé sólo podré descubrirlo más tarde, tengo números de las horas de los relojes y yo las llamo el tiempo que pasa.

Primero son las cadencias de las sombras del alma, ellas están volando bajo ahora y yo siento su fuerza y su fuerza me llama y entonces descubro que cualquier lugar es realmente ningún lugar.

lunes, 22 de junio de 2015

CAJAS VACÍAS

La vida era lo normal, todo aquello que tenía que estar pasando. Todo era tranquilo y sosegado. El señor Salamanca se jubiló con una pensión de 1900 euros y ya teniendo pagada la casa y sus dos coches, el señor Salamanca vivía muy bien. Le daban un poco de penilla los jóvenes porque no iban a tener jubilación y porque lo tendrían difícil para encontrar trabajo...para el señor Salamanca el mundo del futuro era una experiencia desoladora y se dedicaba a coleccionar cajas vacías, cajas de todos los tamaños y colores, cajas que no contenían nada.
Para el señor Salamanca coleccionar cajas vacías que no contenían nada le hacía sentirse bien, su mujer murió hace mucho tiempo y el señor Salamanca nunca volvió a casarse, vivía refugiado en sus lecturas de Homero y de los clásicos griegos mientras coleccionaba cajas vacías, había llegado a la provecta edad de 89 años y descontando una diabetes que le dejaba casi ciego de un ojo, por lo demás estaba bien de salud. De vez en cuando se fumaba una buena pipa pero casi nunca lo hacía, el alcohol eran un par de copas de vino con la comida y un par de copas de vino con la cena, tenía una señora que venía todos los días a hacerle la casa por la mañana y se la dejaba bien limpia y desinfectada, pero la comida se la preparaba él, era muy frugal: un poco de arroz, un poco de jamón de york, algunas legumbres...la carne ya no la soportaba aunque algunas veces cenaba en un restaurante cercano codorniz.
El señor Salamanca sabía que un día, con la crisis del euro, le acabarían bajando la pensión...porque no podía ser que los jóvenes ganaran 400 euros y él tuviera una pensión de 1900 euros...¡Y era verdad, no podía ser! Pero lo que no podía ser era que los jóvenes tuvieran trabajos tan mal pagados no que él tuviera una buena pensión, por otro lado fruto de su esfuerzo y de su trabajo durante casi 40 años de Ingeniero de Minas...
Mientras llegaba ese momento el señor Salamanca se gastaba todo su dinero o una buena parte en coleccionar cajas vacías, cajas que no contenían nada. Las compraba en China y en Japón, se las traían por mensajero...también compraba cajas de Australia, Inglaterra y Estados Unidos...Siempre cajas vacías, para el señor Salamanca era una gran ilusión recibir en su estafeta de correros cajas vacías, cajas que no contenían nada.
El señor Salamanca vivía en Madrid donde había casi dos millones de pobres, él no podía hacer nada. Daba un poco de dinero en la iglesia cuando se acordaba de ir, pero sabía que esa no era la solución, tenía ciertos reparos a involucrarse políticamente en cualquier medio o partido porque él ya había vivido una dictadura de joven e incluso una guerra civil, él ya había pasado por lo peor y ahora le tocaba disfrutar aunque sentía que a los jóvenes les tocaran vivir tiempos difíciles con menos oportunidades y más peligros, pero no era su vida ya, se trataban de otras vidas.
A veces caminaba por ciertos barrios de Madrid y no veía vida ni actividad y sí muchos comercios cerrados, mucha delincuencia e inmigración, era el mundo del presente, un mundo distinto al que él había conocido cuando en España sólo había 22 millones de habitantes y ¡claro! todos tenían trabajos y en general buenos sueldos, luego llegaron las desrregularizaciones de mano de los gobiernos socialistas en el poder y la calse obrera perdió todos los buenos sueldos y beneficios que habían tenido gracias a Franco, lo que hizo que en España una buena parte de la clase obrera siempre fuera votante del Partido Popular...y luego entramos en la OTAN y después la guerra y la crisis y más guerras y más crisis y siempre ha sido así, guerras y crisis, por todo el mundo, desde que el mundo es mundo. Por eso a sus 89 años no le parecía raro que hubiera crisis y guerras lo que le sucedía al señor Salamanca es que nunca había visto una crisis de semejante magnitud...¡Parecía otra cosa! Parecía más bien una guerra, una guerra económica pero una guerra al fin y al cabo y en esa guerra a él le había tocado sobrevivir con una buena pensión y amparado y auxiliado por su hobbi de coleccionar cajas vacías, lo que era paradójicamente lo único que le llenaba.
El señor Salamanca sabía que más tarde o más temprano todo reventaría en Europa, que habría revueltas y rebeliones y grandes algaradas y violencias, sabía que era inevitable que sucediera eso, sin embargo todo aquello ya lo había vivido una vez, el mundo es cíclico, todo se repite pero sin embargo aunque todo se repita en cierta manera ya no es igual.
Sabía el señor Salamanca que una tercera guerra mundial sería el fin de una tercera parte de la humanidad, llegado ese momento ya no habría nada más que hacer que empezar de cero, aquellos que sobrevivieran para poder empezar de cero, pero pensaba que él estaría muerto para cuando llegara ese momento, no tenía de qué preocuparse. De vez en cuando escuchaba en la radio hablar a los políticos, ya no tenía fe en ninguno pero siempre votaba a aquellos partidos políticos que tuvieran mano dura con la delincuencia y buenas leyes reguladoras de la inmigración, en el fondo el señor Salamanca quería vivir en un mundo más seguro, con más policía y más vigilancia ya aunque le daban pena los jóvenes sabía que muchos se estaban yendo por el mal camino, el problema de España era un problema de educación, había que educar a las generaciones futuras desde el colegio para que aprendieran a respetar...a respetar a los ancianos cómo él ya a no hacer ruido por la calle para dejar dormir a los ancianos cómo él...En el fondo sabía que su postura era egoísta, pero él no podía ser de otra manera, en la calle no daba limosnas, decía que los pobres eran una mafia y sin embargo en la iglesia si que daba limosnas porque en la iglesia los pobres eran otros, eran los pobres de los que nos hablaba Jesucristo, los que siempre estarían con nosotros...en la iglesia se dejaba invadir por un manto de protectora beatitud y se sentía bueno con todo el mundo, cuando regresaba a su casa tenía cuidado de no pasar por los parques donde los jóvenes hacían botellón.
Cuando llegaba el mes de mayo, cercano a la fecha de su onomástica, su interés por las cajas se acentuaba, escogía las más bellas y radiantes cajas para su colección y pasaba las atrdes con los balcones de su casa abiertos por el buen tiempo. Muchas veces no encontraba otra distracción que sus cajas y las abría y cerraba o limpiaba y sacaba brillo sin otra explicación que hacer aquello que le gustaba, así pasaba horas enteras y tardes enteras y muchas veces hasta días, descansando sólo para comer y cenar, pues merendar no merendaba y el desayuno se olvidaba de tomarlo muchas veces.
Tener esa ocupación llenaba su vida, no le gustaba ya el cine, por no cansar la vista, ni le gustaba escuchar la radio aunque a veces lo hiciera, por no ponerse de mal humor.
Los días 3 de cada mes tenía en su banco la suma de 1900 euros, al tener la casa pagada ya y los coches muchas veces compraba finas cajas de nácar en China que le costaban casi todo su sueldo, más de una vez se vio un poco apurado para llegar a fin de mes por los dispendios que había realizado y en cuanto los coches, dormían en el garaje pues ya no conducía pero no quería venderlos porque eran suyos, amigos no tenía muchos, no iba a bares por no parecer un viejo charlatán detrás de las jovencitas camareras y no salía a cenar casi aunque a veces si lo hiciera, sobre todo por Navidad porque sus hijos, con buenos y mejores sueldos que los de España, vivían en el extranjero.
Sus dos hijos mayores se dedicaban a la venta de maquinaria de segunda mano en Alemania, donde habían hecho una pequeña fortuna y no querían saber nada de España ni de los españoles.
Los días iban pasando y el señor Salamanca se acercaba cada vez más a su fin, había tenido una buena vida, se había divertido lo suyo de joven y aunque fueron tiempos convulsos para España él siempre supo nadar y guardar la ropa, lo que pasara ahora con España ya no era su problema, ya no le importaba. Ni lo que ocurriera en el mundo tampoco. Se concentraba en sus entretenimientos, disfrutaba del buen tiempo cuando lo hacía y de dos copas de vino en las comidas, sabía que un día iría al banco y su pensión sería sensiblemente más baja, pero tampoco le importaba mucho ya que tenía cubiertos todos los seguros pensiones e hipotecas, sin embargo sería cómo si el estado le estuviera robando dinero pero ya a su edad...¿Qué podía hacer? ¡Si por lo menos eso sirviera para apaciguar el odio que existía en Madrid! Pero con un Madrid con dos millones de pobres era imposible que el simple hecho de recortar 400 euros las pensiones más altas fuera a apaciguar los ánimos, porque el dinero recaudado iría para la banca y para pagar la deuda de España y no para dar dinero a los más necesitados, el problema era general en toda España donde ya se mascaba el rencor y la frustración y la juventud emigraba en masa a Londres y Reino Unido...alguna vez se tendrían que dar Rentas Básicas a todos los pobres de España, más de veinte millones de personas...¿Pero de donde se iba a sacar el dinero si no había dinero en España? Era un problema para el que el señor Salamanca no encontraba solución, temía sin duda que se acercara una gran guerra.


domingo, 21 de junio de 2015

EL HIJO DE DIMO MEDIO (RELATO)

La mujer de los pasos llegó un día hasta el entresuelo de la casa del medio, allí vivía Dimo Medio que era un famoso teclista de un grupo musical, entonces la ciudad era más luminosa y mágica, era al principio de los años 90 en España, en una pequeña ciudad de provincias. Dimo Medio consumía pastillas naranjas que le hacían sudar, la mujer de los pasos quiso conocerle llevada por un catálogo de moda, hasta entonces no había pasado nada digno de mención en ninguna parte. Todos los relojes se pararon aquel día y hasta las doce no volvieron a funcionar.
Yo por aquel entonces vendía computadoras de segunda mano y vivía solo en un piso alquilado del centro con tres balcones y dos macetas, las palomas hacían ruido mañana y tarde y yo ponía la televisión muy lata por la noche porque no tenía vecinos, de Dimo Medio sabía lo justo, a penas lo conocía.
Entonces empecé a cultivar plantas con extrañas propiedades, los insectos que moraban en ellas eran azules y tenían cuatro ojos, por la noche se ponían a hacer ruido después de las palomas.

Pienso que cualquier idea no es descabellada y por eso quise escribir un artículo sobre Dimo Medio y regalarle una de mis plantas, por eso me fui hasta su estudio en la calle Emperador y dejé recado de que me llamara.

Creo que llegó Navidad y luego pasó y ya para enero Dimo Medio estaba muerto, la policía se puso en contacto conmigo y se llevó mis plantas con sus pulgones, por la noche asesinarona todas las palomas de la ciudad y la tele se me estropeó. Todo quedó en silencio de repente.

Entonces apareció la mujer de los pasos, me dijo que se llamaba Mara, vino con los labios pintados de azul y medias negras, me pidió algo que no recuerdo y enseguida nos caímos bien, la segunda vez que nos vimos quedamos para salir, entonces apareció Dimo Medio pero no era Dimo MEDIO SINO UN FIGURANTE que le substituía en el grupo musical y se llamaba cómo él, la casa de figurantes que aplaudían conciertos y clonaban personas se llamaba "Geria" y estuvimos en Geria dos años viviendo, al atardecer del segundo año la mujer de los pasos engordó y se tiñó de rubio y se pintó los labios de rojo, lo hacía para acertar en los juegos de azar.
Su ludopatía acabó arruinando el hogar que habíamos formado, ella, las plantas, los pulgones, las palomas, la tele y yo que no había cumplido aún los treinta años.
La mujer de los pasos se fue a vivir sola al centro, pero ya era otra y entonces me miré en el espejo y yo era otro también y pensé todo cambia y nada permanece, había perdido en diez años a doce amigos y pensé que eso era bueno porque tenía yo demasiados amigos, hay gente que no he vuelto a ver, cómo si se los hubiese tragado la tierra.
Me despertaba todos los días cansado, sin embargo el negocio de la venta de ordenadores iba bien, no obstante yo me despertaba todos los días cansado y sin ganas de hacer nada, me tenía que forzar a trabajar, a escribir en mis blogs, a salir a pasear, a salir a beber, a salir a conciertos. Había perdido la ilusión por la vida pensaba que no podía volver a llegar el gran hombre que había sido, todo era una mezcolanza de sueños y frustraciones en aquel piso en soledad donde reparaba ordenadores y me dedicaba a la reparación de ordenadores.
Fue asistiendo a un concierto en mi ciudad cuando me enteré de que el teclista era DIMO MEDIO JUNIOR el hijo de DIMO MEDIO pero me asombró descubrir durante cinco minutos que era exactamente igual que yo, digo durante cinco minutos porque enseguida pensé que estaba teniendo una alucinación. El problema fue cuando una tarde lluviosa de domingo alguien me paró por la calle y me dijo:
--¡Eh, tu eres Dimo Medio Junior!
Me invitaron a unas copas y mi humor emepezó a cambiar, la gente en la citi me confundía con el hijo de Dimo Medio y me invitaba a copas y a drogas, volvía a ser el mismo cabeza loca de siempre, con ilusiones por beber, salir y consumir. Había cobrado una nueva personalidad, había cambiado o algo había cambiado en mi...¿Pero qué había sido?
Una noche estando en mi cuarto donde reparaba los ordenadores y donde me dedicaba a la venta de ordenadores, pensé: ¿Y si todo fuera un sueño? ¿Y si toda la vida fuera un sueño?
Me volví callado y taciturno con esta idea, la posibilidad de que la vida real fuera una proyección proyectada en tu mente por un Ser Superior, deduje que eso no nos libraba de tener que tomar decisiones pues en los sueños por muy absurdos que sean tomamos todos decisiones así que en la vida real también tomamos todos decisiones aunque sea absurda, de todas formas es una paradoja que la vida sea un sueño y que estemos despiertos, a no ser que sólo CREAMOS estar despiertos y estamos viviendo en alguna otra parte nuestros nos reales mientras una imagen proyectada recibe proyecciones de imágenes que identifica con la vida real, cuando la vida real puede ser lo más parecido a un fumadero de opio, en algún lugar alejado del cosmos estamos tumbados, seres con dos cabezas y tentáculos, soñando que somos españoles que se dedican a la reparación de ordenadores, todo puede ser algo parecido a una ilusión, llevamos un vestido mágico en nuestra aura que nos impide conocer la realidad y nuestro intelecto está trucado y hakeado para que no podamos nunca saber cuál es la verdadera realidad, a la hora de nuestra muerte sabemos todas las respuestas y, eso es lo malo: ¡Puede ser todo tan decepcionante! 
Tomé la decisión de comprarme plantas de plástico y regarlas todos los días, al mes las plantas crecieron y se mostraban lozanas y lustrosas...¿Cómo podían crecer una plantas de plástico? Sin embargo fue eso lo que sucedió, asombrado dejé las drogas y de beber durante meses, no obstante las plantas seguían creciendo y mostrándose fuertes y sanas, criando retoños y plantas nuevas. Tuve que cambiarlas a un macetero más grande, yo engordé y me hice más fuerte y saludable. Estaba siempre de excelente humor, tomaba té en lugar de café y hacía Yoga Pavarta.
Comencé a escribir sobre mi trabajo espiritual sobre el verdadero conocimiento de la realidad y la vida cómo ilusión, tenía textos védicos y budistas que me ilustraban sobre el tema de que la vida real verdaderamente no es real, tenía ilusión por descubrir qué era la vida realmente, en mi tratado describía una gran maquinaría falta de sentido que por puro azar nos lanzaba a la existencia y luego nos recogía de ella tras la muerte para volver a lanzarnos de nuevo a otra existencia distinta pero en la que nosotros llevaríamos la misma energía, haríamos cosas parecidas y a través de las líneas del tiempo tendríamos las mismas expectativas y tendríamos experiencias comunes a todas las vidas. En mi tratado describía que la vida está siempre carente de sentido y de objetivo y que no tiene más sentido ni objetivo que todo aquello que nosotros queramos poner en valor, yo no podría seguir hablando de todo ésto sin aconsejar vivir en las misiones y ayudar a los más necesitados ya que si la vida no tiene ningún sentido por lo menos podemos ayudar a aquellos que no tienen en fin una vedadera vida y todo es para ellos un largo penar sin conocer la vida real, que aunque fuera falsa tendrían en cierto modo y de alguna manera una mala salud de hierro.
Más adelante llegaron las oscilaciones de caracter y mis amigos buscando trabajo, yo pasaba del buen al mal humor mientras mis amigos buscaban trabajo, así estuve un mes...¿Por qué? No lo sé pero es curioso cómo hay etapas en la vida que son así: cambios de humor mientras tus amigos buscan trabajo, son etapas fijas, ordenadas, con un sistema y con una arquitectura...¿Por qué? Hay un orden sin embargo que se nos escapa en todo el universo, quizás fuera la influencia de las estrellas, una extraña lógica: su propia lógica.
Así fue cómo empecé a llevar a mi tratado sobre la realidad las experiencias de mi vida por meses en relación con los comando de actualidad, para tratar de estar magnífico y siblime y no sólo en aparente forma física y mental, se trataba de ser sublime sin interrupción y genial incluso...pero ¿Por qué?
Entonces entró en segunda lid a coalición el tema del ego: el ego está en todas las situaciones que vivimos y nos exige cosas que tenemos que hacer y cómo nos tenemos que sentir y cómo debemos de actuar. El Ego es un gran dictador y todos nosotros seríamos más felices no teniendo tanto ego, no creyéndonos tan importantes y siendo más humildes y trabajadores ayudando con nuestro trabajo siempre a los demás y no queriendo cosas que son imposibles y que no vamos a conseguir nunca.LA HUMILDAD es muy importante, humildad pone pan en la mesa, y tenemos todos que intentar ser buenos y trabajadores y humildes, pero entonces viene el ego y nos exige cosas imposibles que nunca podremos alcanzar, nunca...y no somos conscientes de nuestras propias limitaciones cuando es una cosa muy sencilla, poder ver más allá de las narices y no el dedo que señala la luna es importante, hay que cuidarse también y tratar de moverse rápidamente por todas partes aprendiendo a respirar gobernando nuestros sentidos, pero ésto es sólo la teoría. Podrás muy bien respirar con unos sencillos ejercicios de Yoga, se puede demostrar que la correcta respiración es el inicio de estar acoplado felizmente a la vida y que todo sale mal porque no respiramos bien, es tan sencillo cómo eso, los estados de angustia y miedo y rencor nacen de una incorrecta respiración, comer naranjas, pomelos, cerezas y manzanas, limones, sandías y uvas hacen que tengamos mejor estado de ánimo y entra aquí en función el tercer agente de la vida: SOMOS QUÍMICA y nuestro cuerpo es una máquina que procesa, de ese mal o buen proceso devienen muchos estados de ánimo incorrectos o poco elvados, chocamos los unos con los otros por el exceso de carne que consumimos que nos hace tan agresivos, ésto es una realidad. Al ser seres humanos predominantemente carnívoros somos muy agresivos, se nos sube mucho el ego, queremos alcanzar cosas imposibles y luego nos frustramos y sufrimos al no lograrlo, ésto es una realidad también dentro de una realidad EN LA QUE NO TENEMOS PAZ y por eso entre el cuarto agente en liza esta vez: necesitamos meditar para tener paz y descubrir que el mundo real es una ficción, por lo cual nada debe preocuparnos pero...¿Y si no puedes pagar el alquiler? ¡Tranquilidad! Perderás tu casa pero...¿Y qué? Tu casa es el mundo, el cosmos, el universo...¡Ya encontrarás otro hogar! Y si acabas en un albergue de caridad...¿Acaso no tendrás otros seres humanos con los que compartir cosas de tu vida? Y TODO ES TEMPORAL así que volverás a tener una casa de nuevo, debes estar ante todo EN TU CENTRO relajándote poniéndote en tu energía en el chacra tercer ojo, encima de la nariz entre el entrecejo, para adquirir PODER
Luego pasaron el rsto de los días...¡Qué horrible fue! No tenía esperanza en un mundo sin esperanza, entré de lleno en el nihilismo y el nihilismo es la negación del Todo, pensaba que nada tenía sentido y era un joven que vivía por encima de sus posibilidades arreglando ordenadores y pensando en una inteligencia artificial que algún día nos superaría en un mundo habitado por clones perfectos de nosotros mismos que serían nuestra descendencia mejorada, la reproducción se llevaría a cabo bajo la supervisión del estado por el bien del planeta y de la raza humana, en un futuro sin Dios donde Dios fuera substituido por una Realidad Tecnológica Mundial o algo parecido, otra realidad a lo sumo mundial que nos llevaría a abolir todas las religiones quedando sólo vigente el budismo que es un kwoledge no una religión...¡El futuro de la humanidad dentro de 50 años me angustiaba! Entó en liza el quinto agente: tenemos que vivir siempre en el momento actual Y NO PREOCUPARNOS POR EL FUTURO y así fue cómo en cuestión de meses adquirí una nueva sabiduría y cambié hacia mejor, después de un viaje mental y espiritual que me engrandeció cómo persona.



domingo, 14 de junio de 2015

LA VIDA DE LOS CUENTOS INFANTILES

A todos nos gusta estar en un mundo estar en un mundo ideal mucho mas puro, eso es lo que sucede con los cuentos infantiles, ellos nos transportan a un mundo ideal en el que los códigos morales son implacables y las leyes de la física son otras, es curioso pero a todos nos parece que llegamos a una dimensión mucho mas depurada y acendrada con la lectura de cuentos infantiles. El alma se solaza y se refocila con la lectura esmerada de los cuentos infantiles, personajes que te inquietan o enamoran y siempre hijos del espíritu, sin duda alguna otra realidad a compartir con esa parte de nosotros mismos que nunca creció. Si hace calor puedes caminar por el escenario y no quieres cambiar no quieres parar de leer y el caso es que se nota siempre quien ha leído muchos cuentos infantiles de niño y a quien se los han contado, si tuviste suerte en tu infancia y alguien te contaba cuentos infantiles.Los mejores momentos los hemos pasado leyendo cuentos infantiles, ha pasado mucho tiempo y mucho tiempo hemos gastado y bien usado con aprovechamiento en el tema de la lectura de cuentos infantiles, pues saber aprovechar bien el tiempo es una virtud que debemos desarrollar y si hemos aprovechado bien el tiempo leyendo cuentos infantiles hemos hecho algo positivo a nuestra vida y con nuestra vida y esto es así porque no puede ser de otra manera y en el camino pasado nos hemos encontrado con nuestro yo futuro y todo ha sido para bien. Las primeras lecturas de nuestra vida, los cuentos infantiles que perfeccionaban nuestra imaginación y nos transportaban a otros mundos fueron interesantes y provechosas y siempre recordaremos los buenos ratos.

viernes, 12 de junio de 2015

CUENTOS INFANTILES

Saludos. Desde pequeño todos hemos pasado horas leyendo cuentos infantiles, por eso luego Michael Ende tuvo tanto éxito con "La historia interminable" y "Momo" aunque también los hombres grises de Momo, esa genial historia de Michael Ende que se le ocurrió en un sueño mientras viajaba en tren--el soñaba que le estaba contando el nuevo cuento que iba a escribir a una pasajera pero estaba dormido--tuvo mucho éxito, es un cuento de los cuentos infantiles realmente espiritual sobre las personas grises en las que nos convertimos en esta vida cuando renunciamos a nuestros sueños e ilusiones y luego hacemos o pretendemos que renuncien a esos mismos sueños los demás, en una especie de venganza nacida de la frustración, para que lleven nuestra vida gris y anodina y sólo con un par de valores materiales cómo objetivos, el reino de la imaginación y la lucha por la ilusión y la vida está encarnada en ese pequeño ser, Momo, que hace de su progreso una lucha por encontrar un camino pese a los demás, terminas tu vida en una especie de internado con tu familia y recoges los frutos de tu esfuerzo para esparcirlos en un pequeño radio mientras el mundo real desaparece ante ti porque jamás ha existido, todo ello nos lleva a preguntarnos qué queremos de la vida y para qué hemos nacido...¿Para pagar facturas y esperar a la muerte? Por eso gustan tanto los cuentos infantiles, son un chorro de luz y de verdad que nos devuelven a nuestro ser.
¡¡¡Señor bendito, dame paciencia!!!
Bromas a parte todo lo que hacemos por los demás lo hacemos también por nosotros y cuánto más damos más tenemos, una vida generosa es una vida fructificada.
Los cuentos infantiles nos devuelven a una parte de nuestra infancia, siempre la mejor.

lunes, 8 de junio de 2015

LOS EXTRAÑOS CAMIONES PARA EL HIELO

Había desempeñado muchos trabajos en Estados Unidos para ganarme la vida y ahora trabajaba en...Trabajaba en venta de maquinas de hielo, por eso me sorprendió ver todos aquellos containers de soldados y el ejército marchando por las calles junto con extraños camiones para el hielo, mi trabajo en la venta de maquinas de hielo ...Media hora depende de tantas cosas, perdonar o morir, hacer y olvidar...regresar o volver, ironías inundadas y condenas, lo que se hace permanece o no hice y permanece hice. Dame lo que es la demencia del permanecer y el desastre que ni se ni se puede evitar, todo tiene un secreto pero no lo esconde...El periodo de otro tipo de tiempo, es este relato. Confianza en Yavhe, en el gran programador. Confianza en Yavhe, el gran programador y tu con tu caja de corchos. La vida huele a instantes que respirar un poco, ello es asi hasta el final. Dejas lo que tienes que dejar o no y coges lo que tienes que coger o no. Parecidos espejismos nos han dicho lo mismo, que si quedaba pan.Empiezan a caer todas las máscaras, cómo antes de que suceda una guerra, y todo lo que produce el mundo está teñido de una atmósfera de miedo, asolados tenemos todos nuestros puntos fuertes con los que consolarnos pero parece que la zozobra y la inseguridad reinan, tenemos que marcharnos, irnos lejos, cambiar.
Luego está el juego de las ilusiones autocreadas, éstas también se caen, las ilusiones autocreadas con las que aparecemos en la vida cómo un poco más felices, éstas también se caen.
De nuestros pies salen llamas de lo deprisa que corremos, siempre con deseos de movernos muy rápido, de huir.
Vivimos en tensión y queremos una vida intensa, pero no tenemos la suficiente fuerza de voluntad, el camino está lleno de obstáculos.
Porque vivir ya no se hace suficiente y todo se hace un problema y todo cuesta y todo está mucho más desmejorado, permutado, y precisamente cómo niños tenemos que buscar un refugio.
La sensación es la de llegar muy tarde a una fiesta que es para otros, no sabemos qué hacer.
Entonces es cuando queremos ser hombres prácticos y no preocuparnos.
Y al final nos rendimos.
¿Y nuestras creencias?
¿Y nuestra autoridad?
¿Y esos camiones frigoríficos que serían para llevar cadáveres por las calles de Estados Unidos circulando?